La globalización y las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, exigen que tanto los docentes en ejercicio, como los profesionales que incursionan en la educación apoyen los procesos de aprendizaje no sólo en la modalidad presencial sino también virtual (e-learning) o la combinación de ambas modalidades - blended learning (b-learning), en una sociedad marcada por la información a la cual se tiene acceso de manera masiva, rápida y eficiente, gracias a la incursión de la Internet en los procesos educativos.